La plata, otro valor refugio ante la crisis

Conseguir un dinero extra por las cosas que ya no utilizamos es una práctica cada vez más común. Pero si realmente queremos sacar un dinero extra con algo que no utilizamos, eso la venta de oro y plata.

El negocio de la plata se ha convertido en un valor de refugio por lo que en los últimos años el precio de este material precioso ha aumentado de forma considerable: al igual que el oro, se ha convertido en una forma rápida de ganar dinero y sencilla.

La plata ha ocupado, desde hace muchos años, un lugar secundario frente al oro. Ahora, la plata se ha convertido en un metal muy popular en la sociedad: no solamente la gente lleva alguna pieza  de decoración por la calle, sino que también está ganando importancia en la decoración de interiores.

plata-valor-refugio

Qué puedo vender

Lo fundamental es saber qué objetos de plata tenemos en casa: cuberterías, bisutería… son algunos de los usos más habituales de este metal precioso. Monedas, cuberterías, bisutería o lingotes son algunos de los ejemplos más comunes de estas transacciones.

Dónde venderla

Con frecuencia, la plata pueden venderse a comerciantes locales, peón tiendas o metales preciosos, incluidos los joyeros.  Otros métodos son las subastas on-line. Para descubrir en qué joyerías se puede vender plata, estos comercios suelen publicitarlo de manera llamativa con carteles y letreros del tipo ‘Se compra plata’.

Debemos recordar que al vender la plata suelta en cualquier tienda, el particular cobra un 75% menos del coste del material. También podemos venderla en plataformas como e-bay, sin embargo, el precio final es impredecible y no hay ninguna garantía de que salgamos satisfechos.

Factores a tener en cuenta

A la hora de vender un metal precioso, los vendedores deben tener en cuenta varias variables:

  • El estado de la pieza: la plata se estropea más fácilmente que el oro al ser más dúctil y maleable. Una pieza en malas condiciones nos dará menos beneficio al estar oxidada o rayada.
  • La pureza: La mayoría de los objetos de plata estarán fabricados con plata de ley, es decir, con un 92.5% de plata y un 7.5% de cobre, y llevarán un sello con la cifra “925”.
  • El peso: parece obvio, pero muchas veces nos olvidamos y no lo tenemos en cuenta. A mayor peso, a mayor ganancia.
  • El tamaño: está relacionado con el peso. A mayor tamaño, mayor cantidad de plata empleada y, por tanto, mayor beneficio.
  • La calidad: Los objetos de plata, en general, llevan un sello que indica su gramaje y que está expresado en números estándar: 800, 900, 925, 999… que indican la pureza del objeto
  • La conservación: frente al oro, la plata se oxida en contacto con el aire. Usar agua destilada o un cepillo nos ayudará a conservar su valor.

Sabiendo estos consejos, lo único que puedes hacer es intentar conseguir el mayor beneficio posible: lo mejor es no conformarte con un solo establecimiento. Así, que busca, compra y encuentra la mejor oferta.

Republished by Blog Post Promoter

About the Author

UBH

No Comments

Comments are closed.