Los Estados y el oro

los estados y el oro

Es un elemento químico, concretamente el 79 de la tabla periódica, pero es más conocido en su versión de metal precioso. Usado desde la Edad del Cobre para la fabricación de productos y más tarde como moneda de cambio primero y referencia de transacciones internacionales después, el oro sigue siendo objeto de deseo de muchos.

Y es que, aunque no lo creamos, el oro es uno de los principales activos en las reservas de los países, al igual que las divisas (cantidad de monedas extranjeras que almacenan los estados) o los propios bonos de deuda nacionales.

Según la encuesta Gold Survey 2016 realizada por Thomson Reuters, la demanda neta de oro por parte de los bancos centrales se ha ido elevando en los últimos años, llegando a incrementarse un 8% en 2015 (algo más de 30.000 toneladas métricas).

Aunque desde 1975 se ha dejado de vincular oro y dinero, pasando del ‘patrón oro´ como medida de referencia del valor monetario de los países en favor del dólar estadounidense; según algunos expertos económicos, con la situaciones de crisis, dada la resistencia del precio del metal áureo, hacen que la acumulación del material precioso en los sótanos de los bancos centrales ayude a respaldar la credibilidad del país en cuestión.

Aunque la mayor parte de la producción anual de oro sigue siendo la destinada a la fabricación de joyas, vender oro a países y consumidores privados ha alcanzado la segunda posición de las reservas totales de lingotes, alrededor de las 69.000 toneladas en 2015.

Quién tiene más

Según el Consejo Mundial del Oro (WGC en sus siglas en inglés), la cantidad de oro en stock mundial es de unas 171.000 toneladas de las que unas 30.000 permanecen en las despensas de los Estados.

Según los últimos datos publicados por el Consejo, Estados Unidos sigue siendo el líder mundial. La Reserva Federal estadounidense acumula 8.133 toneladas. Lejos queda Alemania, que ocupa el segundo puesto con 3.377. Los siguientes puestos los ocupan el Fondo Monetario Internacional (2.814 t.); Italia (2.451 t.), Francia (2.435 t.); China y Rusia ocupan el sexto y séptimo puesto con 1.842 y 1.615 toneladas, ambos son los países que más han incrementado sus depósitos en los últimos años.

El ranking mundial lo cierran Yemen y El Salvador con algo más de tonelada y media cada uno.

El oro del Fondo Monetario

El organismo internacional ocupa el tercer puesto en la tabla de depósitos de oro con 2.814 toneladas (que alcanzan un valor de mercado de 112.700 millones de dólares), pero existen algunas características que hace que su uso no se idéntico al de los bancos nacionales.

El FMI ha acumulado oro desde su fundación en 1944, cuando los países pagaron su suscripción inicial con este material, además, con el paso de los años, el organismo engrosó su despensa mediante el cobro de intereses de crédito; como pago por el cambio divisas o con la devolución de créditos.

A partir de 1978 el FMI tiene limitado el uso de sus reservas. El Convenio Constitutivo del Fondo estableció su uso para vender (muy limitado) o aceptar el oro como pago de países pero no está autorizado a comprar.

Además, sus reservas cumplen una función estabilizadora del mercado. Según su Convenio, partes de estas reservas están depositados en un fondo fiduciario para el crecimiento y la lucha contra la pobreza (FFCLP) autorizado a realizar transacciones para financiar deuda de países pobre o muy endeudados.

Republished by Blog Post Promoter

About the Author

UBH

No Comments

Comments are closed.