Texas hold ‘em póker: apasionante

No sabríamos decir qué fue primero, si la televisión que la puso de moda el Texas hold’em póker o si fue esta variante del juego y su ingente cantidad de adeptos la que se hizo un hueco en la programación televisiva. El caso es que son cada vez menos los que no han, como poco, oído habar de este juego.

De hecho, y para confirmar la siguiente afirmación basta con echar un vistazo a la Red, es uno de los juegos que más adeptos tiene entre los aficionados al póker online de Botemania, con infinidad de torneos, algunos de los cuales se celebran en modo mixto.

Por modo mixto nos referimos a que los jugadores deben someterse a una fase previa, que se celebra en el casino virtual de Botemania, para llegar a la última fase, casi siempre con un premio jugosísimo, en un casino con puertas a la calle.

Un juego mundializado

Existen, de hecho, competiciones de esta modalidad de póker, considerada ya por muchos como un deporte, dado el enorme esfuerzo mental que requiere y que no se concibe sin una buena preparación física, existen, decimos, competiciones a nivel nacional, continental e incluso planetario.

Pero no nos vamos a ir hasta tales niveles, en los que juegan tipos capaces de calcular las posibilidades de victoria que tienen por el ángulo de la raya del pelo de un rival que tuvieron en la segunda ronda. Simplemente, vamos a introducirnos en la manera de jugar al Texas hold’em póker online, que es, como muchos sospechan ya, muy similar a jugar en una mesa normal y corriente.

Las ciegas y e Pre-Flop

Damos por sentado que te sabes las diferentes manos del póker, con que no las vamos a repasar aquí. En este estilo de póker pone el jugador que hace la apuesta “ciega grande” una cantidad de fichas en la mesa, que irá incrementándose conforme se desarrolle la partida.

El que está a su derecha será la “ciega pequeña” y pone justo la mitad. A la derecha de la ciega pequeña está el botón, pero vamos a hablar de esta posición en otro momento. Estas posiciones se van rotando en el sentido de las agujas del reloj.

Se reparten, para empezar, dos cartas a cada jugador. El que está inmediatamente a la izquierda de la ciega grande ha de decidir si cubre la apuesta (call), se retira (fold) o la sube (raise), decisión que han de tomar todos los jugadores hasta la “ciega chica”.

Flop, Turn y River

Una vez decidido quien se retira y quien ha cubierto las apuestas o las subidas, el croupier, repartidor o dealer vuelve tres cartas del mazo sobre la mesa. Los jugadores han de combinar las cartas que tienen en las manos y que sólo ellos conocen con la primera mano que se ha vuelto sobre la mesa, que se apodan Flop. De nuevo toca decidir si pasar (check), apostar (bet), cubrir la apuesta, retirarse o subirla.

Para los que sigan “en pie” se descubre una carta más: el Turn. La mecánica es la misma, al igual que con la quinta carta boca arriba, la fase de River, tras la cual se descubren las cartas y de dilucida quién se lleva el dinero acumulado en el bote.

Sólo puede quedar uno

Tanto en la versión offline como en el Texas hold’em póker online, el objetivo es eliminar a todos los rivales, siendo el último jugador con dinero en la mesa.

Parece sencillo, ¿verdad? Pues prueba a jugar en Botemania: te darás cuenta de que los cálculos que debes hacer son bastante complicados; de que se puede jugar a engañar mucho más allá de los faroles; de que, antes siquiera de que seas consciente de que estás jugando contra gente que sabe jugar, estás contemplando la partida desde fuera de la mesa sin una sola ficha en tus manos.

Republished by Blog Post Promoter

About the Author

UBH

No Comments

Comments are closed.