Coaching empresarial, una herramienta para las empresas

Toda empresa nace de una idea, de un sueño. Una idea que debe cuidarse y fomentarse cada día, cuidándola para que dé frutos. Al igual que una planta necesita abono y cuidados, las empresas han encontrado su propio aliado: el asesoramiento del coaching empresarial, una disciplina, una técnica y una herramienta que permite a las personas lograr resultados en sus vidas personales y profesionales.

Es una realidad que el mundo empresarial está siendo cada día más competitivo y, en ocasiones, hasta inhumano; sus ejecutivos pueden perder la objetividad por estar sometidos a diferentes presiones, tanto internas como externas a la empresa.

El coaching está de moda

Vivimos en contexto cada vez más exigente donde estamos continuamente reinventándonos.  La búsqueda de un mejor rendimiento y de un crecimiento profesional es cada vez más común. La estrategia del ‘coaching‘, una serie de conversaciones que ayudan a cumplir un objetivo específico, se ha convertido en una herramienta que nos ayuda a “clarificar y controlar nuestra vida”, profundizando nuestro conocimiento, mejorando nuestro rendimiento y, en última instancia, mejorando nuestra calidad de vida.

Las empresas lo saben bien. En un mercado cada vez más global y competitivo, motivar a los trabajadores es clave para lograr unos resultados eficaces: el coach se encarga de incrementar el rendimiento del personal dentro de la organización; exprimiendo lo mejor de cada persona para conseguir un objetivo común.

coaching

Creando cultura de empresa

Conseguir la mayor cohesión y unidad posible dentro de los miembros del equipo es una de las claves del éxito. Estos factores ayudan a cimentar una cultura de empresa y a desarrollar lo mejor de las personas, fomentando la productividad, la creatividad y el aprendizaje.

A través de estas sesiones, se fomenta la mayéutica empresarial donde son los propios empleados quienes buscan la solución ante un problema real sin necesidad de recurrir a una tercera parte: entre todos se ve el problema desde distintas perspectivas creando una solución global que recoge todos los puntos de vista.

La comunicación es clave en este proceso. Una buena comunicación nos ayudará a mejorar el ambiente de trabajo, fomentando el compañerismo y la formación continua; permitiéndonos adelantarnos localizando oportunidades, detectando riegos y proponiendo soluciones que pueden suponer la diferencia entre el éxito y el fracaso de una empresa.

Todo beneficio

Una empresa  es, por definición, un conjunto de relaciones económicas, laborales y personales con un fin: obtener un beneficio aportando un bien o un servicio. La presencia de un coach en las compañías se está convirtiendo en una de las mejores inversiones debido a que las empresas están comprendiendo la necesidad de sacar el mayor provecho del capital humano.

Conseguir que cada empleado dé lo mejor de sí es la clave del éxito. Poder desarrollarnos como profesionales en un ambiente donde podamos dar lo mejor de nosotros es el sueño de toda empresa. Y nunca había sido tan sencillo.

Republished by Blog Post Promoter

About the Author

UBH

No Comments

Comments are closed.